María Cristina, alumna

Desde que llegué a Medellín (antes vivía en Ciudad de México), asisto a clases en Yurupary. Puedo decir que ha sido muy gratificante, no solo en el aspecto intelectual sino también en lo social, pues durante estos años he compartido con muchas personas que han enriquecido mi vida, tanto así que hoy día son las amigas con quienes convivo y disfruto de actividades diferentes fuera del entorno de Yurupary. He crecido intelectualmente, gracias a lo que he estudiado y desearía tener más tiempo para poder asistir a más cursos.